Tus músculos son parte de tu sistema inmunitario

 

 

 musculo

 

En este post voy a darte una información que puede cambiar tu visión del cuerpo. Probablemente te hayan enseñado que el cuerpo humano esta compuesto de diversos sistemas de órganos y funciones y cada cual se encarga de sus cosas con la mayor eficiencia. Pero párate a pensar: ¿es posible esta división? Todo en nuestra sociedad moderna esta compartimentado y  encapsulado. La educación que recibimos en la escuela se basa en dividir los conocimientos por materias y evaluarse de ellas. Así se nos enseña también el cuerpo humano. 

Pero los estudios científicos más recientes nos muestran otra realidad, la realidad que nos dice que todo esta ligado, entretejido, reactivo, y hermosamente complejo.

 

 

 

Los músculos no son sólo generadores de movimiento.

También participan en el sistema inmunitario

 

 

Los músculos ciertamente forman parte del sistema muscular y permiten el movimiento del cuerpo, pero tienen también 2 funciones propias del sistema inmunitario. Ambas funciones inmunitarias de los músculos vienen definidas por la proteína y sus capacidades de respuesta frente a una situación de crisis. Estas funciones son:

-alimentar las necesidades suplementarias de energía cuando el organismo esta enfrentándose a una infección

-detectar moleculas de bacterias mediante los receptores toll (TLR) igual que lo hacen las células blancas de la sangre. Y también interceptar antígenos mediante las células receptoras de antígenos (APC)

 

Proporcionar energía al sistema inmunitario

Los músculos son reservorios de energía. En ellos se almacena el glycogeno, rápidamente quemado en situaciones de alta demanda como son los casos de infecciones. Una vez agotado el glycogeno, el músculo libera aminoácidos para ser usados como combustible. 

Las infecciones conllevan una alta demanda de combustible para apoyar todos los recursos metabólicos que el  sistema inmunitario pone en juego para hacer frente, neutralizar y eliminar al agresor. En la fase aguda de cualquier infección el organismo humano necesita producir nuevas células blancas, proteínas antimicrobiales e inmunitarias como las cytokinas, inmunoglobulinas. También puede necesitar sintetizar antioxidantes como el glutathion si hay estrés oxidativo originado por los radicales libres asociados a la infección.

Los músculos actúan a modo de banco donde el cuerpo deposita sus reservas para, llegado el caso de tal situación de crisis donde las demandas energéticas se disparen, disponer de sus reservas.

El impacto de tales demandas es realmente espectacular. Así por ejemplo, en un caso de quemaduras en el 50% del cuerpo, la demanda de proteína es de 3/4 gramos por kilo de peso. Un hombre de 90 kilos necesitarla 360 gramos de proteína al día para cubrir las necesidades de sus lesiones. Esto es 4 veces más el total diario habitual. Pero además estas necesidades deben cubrirse en circunstancias de escaso aporte energético por parte de la alimentación ya que el enfermo o herido suele tener el apetito disminuido y las funciones digestivas poco activas. O sea que el aporte debe ser con los propios recursos.

De hecho la pérdida de masa muscular propia de las edades avanzadas está Íntimamente ligada con una menor capacidad de reacción del sistema inmunitario y de supervivencia frente a infecciones, traumatologÍas, y enfermedades.

 

 

mioglobina

Mioglobina, una proteína muscular

Detectar bacterias y antígenos 

En las células musculares tenemos receptores Toll (TLR). En cuanto  cualquier fragmento de bacteria entra en contacto con estos receptores, se activa una cascada de proteínas (cytokinas). Esto provoca el desvío de energía y material normalmente dedicado a la construcción y preservación del músculo, hacia el refuerzo de las defensas. Esta reacción es una razón de porqué el músculo disminuye durante las infecciones y enfermedades.

Y si todavía os quedaba alguna duda sobre el papel de los músculos en el sistema inmunitario, resulta que también poseen otra célula que pertenece a este sistema y son las células presentadoras de antígeno (APC) Estas células identifican antígenos y, desplazándolos sobre sus membranas, los ponen a disposición de los linfocitos T, lo cual desencadena la respuesta antígena en nuestro organismo. Sin esta respuesta estaríamos continuamente enfermando de las mismas cosas que cuando eramos niños, ya que nuestro cuerpo no reconocería las bacterias de inmediato.

 

Cultivar y conservar tu masa muscular puede salvarte la vida algún día. Y ésta es una razón de peso para no dejarte llevar por la pereza a la hora de  practicar ejercicio.

 

<


 

 fuentes:

es.wikipedia.org/wiki/celula_presentadora_de_antigeno

es.wikipedia.org/wiki/Receptor_de_tipo_Toll

Schmidt, MIchael A; Phd;-“Beyond Antibiotics”, 2009, 3ªedicion, North Atlantic Books, Berkeley, California

 

1 comentario

1 ping

    • Vanessa Babilonia on abril 12, 2016 at 1:53 pm
    • Responder

    Cuanta información que tiene uno y si no es por este tipo de entradas no nos enteramos, a decir verdad llevo tiempo diciendome que debo comenzar a ejercitarme pero como dices la pereza se apodera de mí :(

  1. […] Antibióticos naturales. Tus músculos son parte de tu sistema inmunitario. Recuperado de: http://antibioticosnaturales.com/tus-musculos-son-parte-de-tu-sistema-inmunitario/ […]

Deja un comentario

Your email address will not be published.

A %d blogueros les gusta esto: