Sopa de ortigas: remineralizante, desintoxicante, desinflamante

 

 

La ortiga es una muy buena mala hierba. Con ella se pueden preparar remedios naturales con diversas finalidades y también puede consumirse como verdura o hacerse una rica sopa medicinal con ella.

La sopa de ortigas recoge todas las propiedades de la planta como ocurre con las infusiones, pero además la mezcla con otros ingredientes aumenta la potencia medicinal de la misma.

 

Esta es mi propuesta de sopa de ortiga:

 

INGREDIENTES

  • 1 manojo de ortigas frescas o congeladas por ración
  • 1 cucharada sopera de harina de almendras por ración
  • 2 cucharadas soperas de copos de avena por ración
  • 1/4 cebolla por ración
  • sal y pimienta negra
  • agua o caldo
  • opcional: queso de cabra rallado para el topping

 

PREPARACIÓN

Tenlo todo a mano porque esta sopa se hace en muy pocos minutos

  1. Rehoga la cebolla con aceite.
  2. Cuando la cebolla ya esté blanda y algo doradita añade agua o caldo
  3.  En el mismo cazo añade las ortigas cortadas en juliana o a trozos pequeños.
  4. En cuanto las ortigas se ablanden, comprobarás que el líquido es totalmente verde, entonces pasa por la batidora la cebolla y las ortigas, dejando el líquido en el cazo. No hace falta que quede todo perfectamente batido, incluso quizás prefieras apartar algún poco de ortigas para dejarlas sin batir.
  5. Una vez batidas, vuelve a echar la cebolla y las ortigas al líquido verde que tenias y ahora le añades: una pizca de sal, una pizca de pimienta negra, una cucharada sopera de harina de almendras por ración, dos cucharadas soperas de copos de avena por ración. Mézclalo bien y en un nada estará ya hecho
  6. Puedes añadirle un topping de queso de cabra rallado. Su intenso sabor cuadra a la perfección con esta sopa.

 

¿POR QUÉ ORTIGAS?

La sopa se prepara con ortigas frescas, aunque pueden ser congeladas. La parte que interesa son las hojas y brotes tiernos. Mientras no esten cocidas o congeladas vas a tener que manipularlas con guantes. Ya luego una vez cocidas no te van a picar

No resulta difícil encontrar ortigas en el campo. Pero una cosa debes tener en cuenta. No las recojas nunca cerca de campos de cultivo que no sean ecológicos, ya que la mayoría de agricultores esparcen herbicidas, fungicidas, insecticidas, … y no vas a querer hacer una sopa con ello no? Utiliza el sentido común a la hora de recolectarlas y hazlo en lugares limpios de tóxicos. Y por supuesto utiliza guantes

La ortiga es una planta remineralizante, muy rica en hierro, hipoglucemiante, depurativa, diurética y gran movilizadora de los ácidos internos que nos intoxican. Tonifica el intestino delgado y favorece con ello la absorción de nutrientes. Es por todo esto una planta desinflamante y nutritiva que limpia nuestro cuerpo y aleja con ello las infecciones.

 

¿POR QUÉ HARINA DE ALMENDRAS?

Esta sopa está enriquecida con harina de almendra para darle suavidad y cierto poder saciante, haciendo esta sopa más completa

La almendra además aporta magnesio a la receta lo cual beneficia a la salud metabólica entre otras cosas.

La harina de almendra no es más que almendras crudas molidas finitas que queden como harina. 

 

¿POR QUÉ COPOS DE AVENA?

Los copos de avena aportan cuerpo a la sopa, y también cierto poder saciante al igual que la almendra. Pero además la avena es muy nutritiva y tiene propiedades desinflamantes y anticolesterol que limpiarán tu cuerpo para hacerlo menos apetecible a los microbios

 

Esta sopa se sirve y se toma caliente. Es muy digerible y al tomarla sienta muy bien. ¿Conocías cómo hacer sopa de ortigas? ¿Tienes tu propia receta distinta de esta?

Puedes dejar tu impresión o tu receta en los comentarios para que otros lectores disfruten de ella

 

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: