Jarabe para la tos con 2 ingredientes de tu cocina

jarabe para la tos

 

 

 

Antes de dedicarme a la salud natural, siempre tenia un jarabe para la tos en el botiquín familiar. Los niños eran pequeños y el jarabe procuraba alivio a sus periódicos catarros. A veces, no siempre. En algunas ocasiones el jarabe parecía no ser suficiente pero era nuestro recurso para esas ocasiones. Luego los niños crecieron y el jarabe lo dejamos de usar, no se muy bien porqué, dejó de ser un elemento indispensable. Más tarde, mucho más tarde descubrí la medicina natural, y con ello empece a dar crédito o no a los  remedios caseros. Muchos de ellos son remedios tradicionales pasados de generación en generación, y basados en la sabiduría popular. Otros en cambio  son mitos y reinterpretaciones sin ningún valor terapéutico, aunque si antropológico. Si os interesan los remedios caseros, una búsqueda por internet os proporcionara cientos de ellos, pero si los queréis agrupados y clasificados podéis ir directamente a el portal  remedios caseros.wiki 

Uno de los remedios que me llamó la atención fue el jarabe de cebolla. La cebolla es protagonista de muchos remedios caseros porque tiene un gran valor terapéutico y está presente en  casi todas las cocinas. El jarabe de cebolla sí puede calmar la tos, tiene un efecto expectorante, emoliente y antibacteriano. 

 

Miel y cebollas

La miel y las cebollas son los dos ingredientes básicos del jarabe de cebolla para la tos. Son los que le dan la mayor fuerza terapéutica. Veamos porqué:

la miel

La miel posee propiedades antibacterianas. Solamente la miel de verdad, no las falsificaciones industriales que sólo son endulzantes (ver el artículos miel pura miel falsa) La OMS la reconoce como un tratamiento potencial para la tos y los catarros, reconociendo así sus propiedades expectorantes. Pero la miel es mucho más, también es antialérgica, antianémica, antiviral, antifúngica, y un gran estimulante inmunitario.

Esto significa que no sólo ayuda en lo concerniente a los síntomas de la tos sino también a las causas, ya que la miel abarca un espectro muy amplio de propiedades

Algunas mieles son más potentes que otras, pero todas sirven para hacer este jarabe. 

Puedes añadirle otros ingredientes como zumo de limón o jengibre rayado.

El único problema radica en las personas son alérgicas a ella, ya que la miel pura puede contener también minúsculos granos de polen. En ese caso no pueden tomar jarabes de ningún tipo a base de miel. 

la cebolla

La cebolla contiene componentes azufrados y gran cantidad de vitamina C que permite movilizar nuestras defensas y combatir virus y bacterias. Aunque las distintas variedades de cebollas poseen cantidades distintas de estos componentes.

A más cruda la cebolla, más efectividad terapéutica

 

jarabe para la tos

 

Jarabe de cebolla en frío para la tos

 

Para este jarabe vas a cortar una cebolla en trozos pequeños y la colocas en un tarro de cristal de 250 ml.

Le añades dos o tres cucharadas generosas de miel.

Lo mezclas bien y lo dejas en maceración durante unas 8 horas. Puedes hacerlo al acostarte y por la mañana ya estará listo

Se toma con una cuchara el jugo que se habrá formado. Guárdalo en la nevera

 

 

 

 

 

 

jarabe de cebollaJarabe de cebolla en caliente para la tos

 

Si la cebolla resulta indigesta, entonces ésta debe cocinarse. La fuerza terapéutica será sin embargo algo menor, para que pierda lo menos posible debes realizarlo de la siguiente manera:

Trocea cuatro cebollas y las pones a estofar con agua a un fuego bien bajo. Deberán cocer a fuego lento durante unas dos horas. Van a quedar unas cebollas muy cremosas. Antes de apagar el fuego le añades una primera cucharada de miel para que se mezcle con la cebolla. Fuera del fuego le añades otras 4 cucharadas de miel y mezclas bien. Finalmente lo cuelas y ya se puede tomar el jarabe.

Pon cuidado en cocer lo mínimo posible la miel, ya que a temperaturas por encima de 40 grados empieza a perder propiedades

 

 

Aunque este jarabe puede aliviar la tos, éste es un síntoma que puede esconder una enfermedad grave como la tuberculosis. No rebajes la importancia de los síntomas de tu cuerpo y si la tos es persistente consulta con un especialista

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A %d blogueros les gusta esto: